lunes, 13 de junio de 2011

UNA VEZ MÁS…

Una vez más la noche brilla dentro de mí, su luz son sombras que ahogan mis sueños, mis sueños se ausentan y la noche vaga en mi memoria, sacudiendo los recuerdos que olvidaron el camino y se quedaron encerrados en cárceles de olvido, y corren desesperados a las afueras de la memoria, y se hacen uno con la noche, sosteniendo antorchas que iluminan los tormentos y disfrazan de eternidad la noche.

De nuevo despiertan los demonios mientras creo que duermo, se hacen dueños del lugar, beben de la sed que me inquieta y borrachos ponen en jaque mis emociones, y me sorprendo inconforme, frustrado, y se abren mis ojos cerca del final y tiemblo, y no encuentro letras para anclarme y no seguir a la deriva de las oscuras trampas que me hacen trofeo de demonios ególatras que susurran canciones con letras de un tiempo suspendido, vestido de ayer, incrustado en la memoria de un futuro que saluda al presente con sonrisa de burla.

Murmura la noche, y apuesta en contra de lo conocido, desafía la seguridad que voy sintiendo falsa, como sembrando minas de dudas entre mis pasos, como queriendo detenerme, murmura cuentos de fracasos que ya escuché, y eleva sus sombras mientras murmura… Y me desconozco, inmerso en un laberinto que ya recorrí, y una vez más no encuentro salida, y una vez más me pierdo sediento…